Entradas

NEUMONÍA: ¿CÓMO SE CONTRAE Y SE TRATA?

El día 12 de noviembre es el Día Mundial contra la Neumonía, una enfermedad que causa estragos en países subdesarrollados.

La neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones. Estos están formados por pequeños sacos, llamados alvéolos, que —en las personas sanas— se llenan de aire al respirar. Los alvéolos de los enfermos de neumonía están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno.

Causas

Diversos agentes infecciosos —virus, bacterias y hongos— causan neumonía, siendo los más comunes los siguientes:

  • Streptococcus pneumoniae: la causa más común de neumonía bacteriana en niños;
  • Haemophilus influenzae de tipo b (Hib): la segunda causa más común de neumonía bacteriana;
  • El virus sincitial respiratorio es la causa más frecuente de neumomía vírica.
  • Pneumocystis jiroveci es una causa importante de neumonía en niños menores de seis meses con VIH/SIDA, responsable de al menos uno de cada cuatro fallecimientos de lactantes seropositivos al VIH.

Transmisión

La neumonía puede propagarse por diversas vías. Los virus y bacterias presentes comúnmente en la nariz o garganta de los niños, pueden infectar los pulmones al inhalarse. También pueden propagarse por vía aérea, en gotículas producidas en tosidos o estornudos. Además, la neumonía puede propagarse por medio de la sangre, sobre todo en el parto y en el período inmediatamente posterior. Se necesita investigar más sobre los diversos agentes patógenos que causan la neumonía y sobre sus modos de transmisión, ya que esta información es fundamental para el tratamiento y la prevención de la enfermedad.

Formas de presentación

Los síntomas de la neumonía vírica y los de la bacteriana son similares, si bien los de la neumonía vírica pueden ser más numerosos que los de la bacteriana.

En menores de 5 años con tos y/o dificultad para respirar, acompañadas o no de fiebre, la neumonía se diagnostica por la presencia de taquipnea (respiración rápida) o tiraje subcostal (depresión o retracción de la parte inferior del tórax durante la inspiración, cuando en las personas sanas el tórax se produce una expansión). Las sibilancias son más frecuentes en las infecciones víricas.

Los lactantes con afectación muy grave pueden ser incapaces de comer o beber, y pueden presentar pérdida de consciencia, hipotermia y convulsiones.

Factores de riesgo

La mayoría de los niños sanos pueden combatir la infección mediante sus defensas naturales, pero los niños inmunodeprimidos presentan un mayor riesgo de contraer neumonía. El sistema inmunitario del niño puede debilitarse por malnutrición o desnutrición, sobre todo en lactantes no alimentados exclusivamente con leche materna.

La presencia previa de enfermedades como sarampión o infecciones de VIH asintomáticas también aumentan el riesgo de que un niño contraiga neumonía.

Los factores ambientales siguientes también aumentan la susceptibilidad de los niños a la neumonía:

  • la contaminación del aire interior ocasionada por el uso de biomasa (como leña o excrementos) como combustible para cocinar o calentar el hogar;
  • vivir en hogares hacinados;
  • el consumo de tabaco por los padres.

Tratamiento

La neumonía causada por bacterias puede tratarse con antibióticos. El antibiótico de elección es la amoxicilina en comprimidos dispersables. La mayoría de los casos de neumonía requieren antibióticos por vía oral los cuales suelen recetarse en centros de salud. Estos casos también pueden ser diagnosticados y tratados con antibióticos orales baratos a nivel comunitario por los trabajadores de salud comunitarios capacitados. Se recomienda la hospitalización solamente en los casos graves.

Prevención

La prevención de la neumonía infantil es un componente fundamental de toda estrategia para reducir la mortalidad infantil. La inmunización contra la Hib, neumococos, sarampión y tos ferina es la forma más eficaz de prevenir la neumonía.

Una nutrición adecuada es clave para mejorar las defensas naturales del niño, comenzando con la alimentación exclusiva con leche materna durante los seis primeros meses de vida; además de prevenir eficazmente la neumonía, reduce la duración de la enfermedad.

También puede reducirse el número de niños que contraen neumonía corrigiendo factores ambientales como la contaminación del aire interior (por ejemplo, proporcionando cocinas de interior limpias a precios asequibles) y fomentando una higiene correcta en hogares hacinados.

A los niños infectados con el VIH se les administra el antibiótico cotrimoxazol diariamente para reducir el riesgo de que contraigan neumonía.

Fuente: Organización Mundial de la Salud

ACV: EN EL PAIS SE PRODUCE UNO CADA 4 MINUTOS

Si bien este episodio puede ocurrir a cualquier edad, luego de los 55 años el riesgo se duplica. Cómo prevenirlo y qué hacer en caso de padecerlo.

El 29 de octubre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el accidente cerebrovascular (ACV) fecha instaurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual busca centrar su atención en la concientización y en la prevención de este episodio, el cual se estima que en Argentina ocurre 1 cada 4 minutos y provoca, entre otras cosas: trastornos en el habla; debilidad en un brazo; asimetría facial; dolor de cabeza, pérdida de la visión de un ojo y dificultad para caminar.

  • Un ACV se produce al interrumpirse el flujo de sangre hacia el cerebro.
  • Existen dos tipos: isquémico y hemorrágico.
  • Frente a una persona que se cree que puede estar padeciéndolo hay que: pedirle que repita una frase; levante los brazos y pedirle que sonría (para notar la simetría de la cara)
  • En 9 de cada 10 casos los pacientes padecen algún grado de discapacidad posterior a haber tenido un ACV. En estos últimos años el porcentaje de mujeres que tienen ACV aumentó.

¿QUÉ ES UN ACV?

El accidente cerebrovascular (ACV) es un episodio que se produce al interrumpirse el flujo de sangre hacia el cerebro, y, por ende, el suministro de oxigeno y nutrientes al mismo.

¿CUÁNTOS TIPOS DE ACV EXISTEN?

Existen dos tipos de accidente cerebrovascular: isquémico y hemorrágico.
Los acv isquémicos se producen por la interrupción o bloqueo de una arteria que lleva sangre al cerebro, como consecuencia de un fenómeno de trombosis o de embolia. Al bloquearse la circulación por cualquiera de estos mecanismos, ocurre una isquemia o infarto cerebral.

Los acv hemorrágicos ocurren por una ruptura vascular, con la consecuente hemorragia cerebral. Este tipo suele ser más abrupto, posee alta mortalidad y requiere, en algunos pacientes, un tratamiento quirúrgico inmediato.

¿CÓMO SE HACE PARA RECONOCER QUE UNA PERSONA ESTÁ SUFRIENDO UNO?

​Entre sus síntomas más frecuentes, encontramos la instalación de forma brusca de trastornos en el habla; debilidad en un brazo, que puede acompañarse con debilidad de la pierna del mismo lado; asimetría facial; dolor de cabeza de gran intensidad, alteración en el lenguaje, pérdida de la visión de un ojo o visión borrosa; dificultad para coordinar los movimientos, mareos, vértigo, dificultad para caminar.

¿CÓMO SE DEBE ACTUAR EN ESE MOMENTO?

Si estamos junto a una persona que sufre una descompensación brusca, tenemos una forma sencilla de darnos cuenta si está sufriendo un ACV.
Una forma sencilla de evaluar 3 signos para darnos cuenta si alguien sufre un ACV es:
* Pedirle a la persona que repita una frase; (Habla)
* Pedirle que levante los brazos a la altura de los hombros y observar si uno de ellos cae; (Brazos)
* Pedirle que sonría, prestando atención a la simetría de la cara (Sonrisa)

Si la persona presenta una dificultad en realizar algunas de estas pruebas, debemos llamar inmediatamente a una ambulancia y explicarle a la persona que está del otro lado del teléfono que estamos junto a un paciente que puede estar sufriendo un ACV. De este modo, se reducen considerablemente las posibilidades de muerte y discapacidad.

¿QUÉ SECUELAS PUEDE DEJAR UN ACCIDENTE CEREBROVASCULAR?

En 9 de cada 10 casos los pacientes padecen algún grado de discapacidad posterior. Entre las secuelas más comunes, se encuentran las que comprometen distintos dominios neurológicos afectando la motricidad, la sensibilidad, el habla, el lenguaje, la deglución, la vista, las funciones cognitivas y el ánimo, entre otras. Por otra parte, después del primer año, el 18% de los casos vuelve a padecer un nuevo ACV. Es por ello que los pilares fundamentales en el tratamiento de estos pacientes radican en prevención de futuros episodios vasculares y conseguir la rehabilitación de los síntomas del paciente asegurando una mayor independencia y participación siendo “La neurorehabilitación” interdisciplinaria el único camino para la reinserción familiar, social y laboral de estos pacientes.

¿SE PUEDE PREVENIR, O AL MENOS REDUCIR LOS RIESGOS DE PADECER, UN ACV?

El 80% de los ACV se pueden prevenir. Para evitarlos, tenemos que actuar sobre los factores de riesgo, mejorando nuestro estilo de vida, con una dieta equilibrada, actividad física regular y disminuir el consumo de sustancias nocivas, como el tabaco y el alcohol. Además, debemos concientizar a la población sobre la importancia del control exhaustivo de la tensión arterial, así como el azúcar y lípidos en sangre.

¿CUÁLES SON LOS FACTORES QUE LO PROVOCAN?

Entre los factores de riesgo asociados al ACV se encuentran la hipertensión arterial, que juega un rol preponderante en ambos tipos de cuadros: en el ACV hemorrágico, el 85% de los pacientes son hipertensos y alrededor del 50% lo son en el caso del ACV isquémico. Por otro lado, el sedentarismo, el aumento de colesterol y lípidos en la sangre, el incremento de la proporción cintura-cadera, el tabaquismo, una alta ingesta de alcohol, enfermedad cardíaca y diabetes son factores asociados, así como también el síndrome de apnea hipopnea obstructiva del sueño.

¿EXISTE UNA TENDENCIA EN LA EDAD DE QUIENES LO PADECEN, O PUEDE OCURRIR A CUALQUIER EDAD?

Uno de los principales factores de riesgo no modificables es la edad. Si bien el ACV puede producirse a cualquier edad, luego de los 55 años el riesgo se duplica por cada década vivida.

¿AFECTA MÁS A HOMBRES QUE A MUJERES, O VICEVERSA?

En estos últimos años, el porcentaje de las personas que tienen ACV que son mujeres aumentó. Si bien los hombres tienen más riesgo, más mujeres mueren por ACV. En Argentina del 100% de las personas que tienen un ACV, más de la mitad son mujeres. El ACV es una causa de muerte muy importante en mujeres; la mortalidad por ACV es mayor en mujeres que por cáncer de mama. Además de los factores de riesgo típicos, las mujeres tienen factores de riesgo propios como el consumo de anticonceptivos orales si se suma a otros factores de riesgo, el embarazo, migraña con aura y recibir terapia de reemplazo hormonal, entre otros.

Fuente: www.perfil.com

URL: https://www.perfil.com/noticias/salud/accidente-cerebrovascular-acv-tratamiento-sintomas-causa-prevencion.phtml

 

La Nanotecnología y su impacto en las Ciencias Farmacéuticas y Biomédicas

Conferencia

En el marco de las celebraciones por el cuadragésimo aniversario de la fundación de AMFFA Salud y junto al Colegio de Farmacéuticos de La Plata tenemos el agrado de invitar a la comunidad a la conferencia “La Nanotecnología y su impacto en las Ciencias Farmacéuticas y Biomédicas” que se llevará a cabo el viernes 1 de Junio a las 13.30 hs. en la Sede de AMFFA Salud, Diag. 75 N° 350 E/ 61 y 17 de la ciudad de La Plata.

La exposición estará a cargo del Dr. Carlos Bregni, Farmacéutico y Dr. en Farmacia de la Universidad de Buenos Aires y está abierta a toda la comunidad.

Entrada Libre y Gratuita

Temario de la Conferencia

  • Se desarrollarán conceptos teóricos y prácticos sobre el diseño, desarrollo y producción de sistemas farmacoterapéuticos nanoparticulados.
  • Será considerada la complejidad particular que presentan este tipo de sistemas, como así también los aspectos farmacotécnicos y biofarmacéuticos que los caracterizan.
  • Explicaremos brevemente qué son los nanofarmacéuticos y cuáles son sus aplicaciones en la práctica clínica. También se realizará una revisión de las nanomedicinas que se encuentran disponibles en el mercado y cuáles son las características que deben cumplir para su comercialización.
  • Se presentarán aquellos nanofarmacéuticos que impactarán para su utilización en las preparaciones en la oficina de farmacia y en la farmacia hospitalaria.
  • Por último se tratarán los nanofarmacéuticos que se encuentran actualmente en fase de ensayo clínico y de inminente incorporación al mercado mundial, dando especial énfasis a las vacunas “inteligentes”, a las nuevas vacunas contra el cancer, las vacunas contra las enfermedades tropicales y a las vacunas antigripales de última generación.

 

Nananotecnología - Conferencia