Robot

CURIOSIDADES DE LAS CIENCIAS

Por los Farm.Dr. C.Bregni y S.Sgroi

Nanotecnología:
Nanorobots que pueden vehicular fármacos es posible movilizarlos utilizando el motor más pequeño del mundo, creado por el Dr. Sykes y su equipo de la Univ. Tufts en Massachussets EE.UU. que inventaron un pequeñísimo motor, donde los rotores están basados en moléculas individuales y que se pueden impulsar por medio de corriente eléctrica. Es el caso de las moléculas de sulfuro de metilo-butilo que se colocan sobre una superficie de cobre limpia, donde se cargan de energía y en donde el átomo de azufre actúa como pivote; luego con la utilización de un microscopio electrónico de barrido, se forma una pequeña pirámide con un punto de apenas uno o dos átomos de diámetro, para canalizar la carga eléctrica hacia el motor. Las moléculas giran a una velocidad de 120 revoluciones por segundo, recorriendo el organismo por donde se le guíe y pueden depositar la carga de medicinas en las células afectadas.-
La verdad sobre el otorgamiento de algunos PREMIOS NOBEL

En los 100 años de los Premios Nobel hay individuos que ganaron, pero que por los hechos posteriores se demostró que no los merecían. Otros que sí lo merecían, pero que jamás lo lograron.
Si pudiéramos seleccionar un solo ejemplo que demostrara los errores y sus repercusiones del Instituto KAROLINSKA muchos escogerían el Premio Nobel a EgasMoniz en 1949, quien recibió el galardón por su descubrimiento del valor terapéutico de la LOBOTOMIA PREFRONTAL para tratar la esquizofrenia y ciertas psicosis. La experiencia demostró que destruir una parte del cerebro dejaba a muchos pacientes con inaceptables secuelas y algunos en estado cuasi-vegetario. La operación se practicó con frecuencia durante las décadas de los 40 y 50 con terribles resultados.- Una víctima del procedimiento propuesto por Moniz fue Rosemary KENNEDY, hermana del presidente y del senador, que acabó recluida en una residencia, incapacitada para llevar una vida autónoma. Con el tiempo, la lobotomía frontal fue discontinuada e incluso declarada ilegal, abandonándose definitivamente en l960.-
También está el caso de Johannes Fibiger, quien supuestamente encontró la causa del cáncer y gano un Nobel en l926. Al año siguiente, Julius Wagner ganó el premio al probar que la fiebre curaba las enfermedades mentales. Hoy sabemos que ambos estaban totalmente equivocados.
A Marie Curie se le menciona como ejemplo de mujer ganadora del Premio Nobel, pero ella fue un caso único para las pocas puertas abiertas que tenían sus congéneres a comienzos de siglo. Curie ganó el Nobel por descubrir el RADIO. Pero muy pocos saben la triste historia de Rosalind Franklin, la joven científica que usó una técnica llamada cristalografía de rayos X para obtener la primera imagen del DNA en los años 50. Su jefe, Maurice Wilkins entregó la imagen a James Watson y a Francis Crick, quienes la usaron para dilucidar la estructura helicoidal doble del ácido desoxirribonuclaico (DNA).
Rosalind Franklin murió de cáncer antes de l962, cuando el Premio Nobel de Medicina fue entregado a Crick, Watson y Wilkins. Watson mencionó a Franklin en sus memorias, solamente para humillarla.

Otra mujer estafada con el Premio Novel fue Jocelyn Bell. Como estudiante graduada a finales de los años 60, analizó información radioastronómica bajo la supervisión del profesor Antony Hewish. Ella se dio cuenta de la presencia de señales de radio inusuales, con lo que luego se comprobó la presencia de un nuevo tipo de estrella de neutrones, también conocida como “Pulsar”; pero Hewish fue el que se ganó el Premio Nobel de Física.
El descubrimiento del primer antibiótico activo contra la tuberculosisdio lugar a que el Premio Nobel se le otorgara a Abraham Waksman, científico de prestigio y personaje influyente; sin embargo fue SCHATZ, un científico humilde quien hizo el descubrimiento trabajando en el sótano del Departamento de Microbiología de los Suelos de la Universidad, bajo la tutoría y jefatura de Abraham Waksman. El estudiante trabajaba con las actinobacterias o actinomicetas, bacterias que viven en los suelos en donde juegan un papel muy importante en la descomposición de la materia orgánica. A este grupo pertenecen los géneros Streptomyces y Micobacterium. Muchas actinobacterias producen sustancias bactericidas, una de ellas es la actinomicina, el primer antibiótico aislado por AbrahnamWaksman en 1940.-
Schatz interrumpió sus investigaciones a causa dela guerra y lo enviaron a un laboratorio de las Fuerzas Armadas en Miami, donde palpo muy de cerca la muerte causada por infecciones, la más frecuente era tuberculosis que no cedían al tratamiento con Penicilina o Sulfonamidas. El joven estudiante fue enviado a trabajar al sótano, donde nunca fue visitado por su tutor para evitar el contagio ya que utilizaba en sus experimentos la cepa muy virulenta y contagiosa que causaba la tuberculosis (Mycobacterum tuberculosis).
Desarrollaba las bacterias en cápsulas de Petri y les agregaba las sustancias bactericidas para ver si inhibían el crecimiento del M. tuberculosis.
Para agosto de 1943 trabajaba con dos cepas bacterianas de Streptomycesgriseus, una proveniente del suelo y otra de un pollo. El 19 de octubre de 1943, durante el desarrollo del denominado experimento 11, observó que tenía un NUEVO ANTIBIÓTICO derivado del Streptomycesgriseus, al que llamó ESTREPTOMICINA activo contra la tuberculosis.
Albert Schatz se dio cuenta que su tutor se apropió de su descubrimiento y le inició una demanda; no obstante ello en 1952 le otorgaron el PREMIO NOBEL a Waksman por el descubrimiento de la Estreptomicina.

BIBLIOGRAFIA
(Nanotecnologia): –
Cuantos años más viviremos? – (2da.parte) – S.Sgroi, D.Fernandez -BPF digital (2014)-Col. De Farm. Prov. Bs.As.
(Otorgamiento de Premios Nobel): –
Banting, F.G. y C.H.Best (1922) j. Lab.&Clín.Med. 7:251-6
Banting, F.G., C.H. Best, J.B. Collip, W.R. Campbell y A. Nanotecnología): –
A.Fletcher (1922) Can. Med. Assoc. J. 12: 141-6.
Blissdel, M (1982) “Novedades en Ciencias Fisiológicas”, Ed. Universitaria, Toronto, págs.. 455-9
Bregmo C- (1996) Acta Farmacéutica Bonaerense, vol.15 N° 2.
Gooeman, L.S. y A.G. Gilman (1986) “Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica”, Ed. Médica Panamericana, Bs.As. págs. 1412-4.
Paulescu, N (1920) Traité de PhysiologieMédicale, Tome 11, Ed. Cartea Rornanesca, Bucarest.